El Cannabis y la Hipertensión

Estrictamente hablando, la hipertensión arterial, no es una enfermedad en sí, pero puede ser la causa de riesgo cardiovascular. Es decir, las personas con hipertensión arterial tienden a tener  una mayor posibilidad de desarrollar determinadas enfermedades, entre las cuales están: infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, daño renal; a diferencia del resto de la población. 

En este caso, la pregunta es: ¿El uso de cannabis puede modificar este riesgo?

El riesgo cardiovascular depende de muchas causas. Algunas son reversibles, como la dieta, la obesidad,  los hábitos de vida,  y otras no, por ejemplo la edad, el sexo, antecedentes personales y familiares. Ahora dentro de la comunidad médica, existen fórmulas las cuales son aceptadas por los doctores para valorar este riesgo y proponer distintas medidas terapéuticas farmacológicas o no farmacológicas. 

Según un estudio, realizado por la Asociación Estadounidense del Corazón, se demostró que el cannabidiol puede reducir el ritmo cardíaco, abrir las arterias, disminuir la presión sanguínea y reducir la inflamación, lo que se ha relacionado con aterosclerosis y accidentes cardiovasculares. A diferencia del tetrahidrocannabinol conocido como THC, el cual puede provocar anormalidad en el ritmo cardíaco, fibrilación auricular, arritmias ventriculares, taquicardia y contracciones ventriculares prematuras.

Mantener la presión arterial dentro de los límites óptimos es vital para mantener una buena salud. Por esta razón no se debe pasar por alto que la presión arterial suba demasiado, ya que puede provocar grandes consecuencias a largo plazo en la salud y el bienestar.

¿Cuáles son los receptores endocannabinoides que actúan en el control de la presión arterial?

Existen dos tipos principales de receptores para las moléculas de cannabinoides: CB1 y CB2. Estos dos receptores tienen distribuciones separadas en todo el cuerpo, así mismo también diferentes funciones con respecto al cuidado de la presión arterial.

  1. Receptores CB1: Los receptores CB1 son particularmente abundantes en el sistema neurológico y en las zonas del cuerpo donde se regula la presión arterial. Incluyendo  los vasos sanguíneos, las glándulas suprarrenales, el corazón y los pulmones.
  2. Receptores CB2: Estos receptores endocannabinoides, también se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso, pero se concentran mucho más  en el sistema inmunitario. A causa de su ubicación, los receptores CB2, apoyan a la regulación de la presión arterial en tiempos de enfermedad o en reacción a la inflamación aguda de una infección, lesión o inflamación crónica de bajo grado, la cual es causada por factores como: una dieta deficiente, fumar, entre otras prácticas de un estilo de vida poco saludable.  

El CBD y la Hipertensión:

En base a la investigación disponible, se pueden hacer las siguientes generalizaciones: 

  • Actúa a través del sistema endocannabinoide para regular la presión arterial. 
  • Es un antioxidante y antiinflamatorio, ambas cualidades tienen un impacto positivo en la presión arterial alta.
  • Actúa en los vasos sanguíneos directamente para reducir la presión arterial
  • Ayuda a combatir los síntomas de ansiedad, lo que puede disminuir la presión arterial.
  • Activa los genes involucrados con la inflamación y la respuesta de la presión arterial.

Previo a lo anterior, está claro que es muy recomendable el uso de CBD, pero debemos tener en cuenta que no se debe considerar como un tratamiento de base.

Recomendaciones para tener una buena presión arterial:

Para  mantener una presión arterial en una excelente condición, ten en cuenta al cannabis medicinal, además de algunas recomendaciones:  

  • Consumir una alimentación cardiosaludable que incluya potasio y fibra.
  • Tomar mucha agua.
  • Hacer al menos 40 minutos de ejercicio, al menos 3 a 4 días a la semana.
  •  En el caso de las personas que fuman, dejar de hacerlo.
  • Reducir la cantidad de alcohol que toma.
  • Disminuir la cantidad de  sal que consume. 
  • Limitar el estrés. Trate de evitar los factores que lo causan.
  • Mantener un peso corporal saludable.

Lo más importante, es la prevención. Por ello se recomienda seguir y tener en cuenta las anteriores recomendaciones, para evitar al máximo esta clase de problemas, que pueden aquejar a nuestra salud. Ten en cuenta  que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda hacerse un chequeo cada cuatro años antes de cumplir los 40, cada dos hasta llegar a los 60, y uno al año después de esta edad.

Para finalizar y concluir. Titulares como: “fumar marihuana triplica el riesgo de morir por hipertensión”, según algunos medios, crean alarmismos innecesarios y no están sustentados por una base científica.

Referencia:

https://dailycbd.com/es/condicion/hipertension/

https://cutt.ly/0AwLEjO

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Menú Principal

    ¿Necesita Ayuda?