Síndrome de Hiperemesis por Cannabinoides

¿Alguna vez has vomitado sin parar o viste como alguien lo hacía después de haber consumido marihuana? Esta reacción tiene un nombre científico y se llama: Síndrome de Hiperémesis por Cannabinoides y no, no es la famosa “pálida”. Esto es algo poco frecuente entre los consumidores de cannabis y por ello es importante que te quedes hasta el final para que no te vaya a suceder y lo evites al máximo, más, si será tu primera vez y así no tengas que terminar en una sala de urgencias.

Antes que nada, es importante resaltar que nosotros no promovemos el uso lúdico o recreativo de la marihuana; pero si somos conscientes de que muchas personas no lo hacen de la mejor manera y esto causara un daño a su salud. Nuestro principal objetivo es informar sobre un uso responsable, evitar estigmatizaciones de la planta y obviamente que tengas una mejor experiencia con la misma. 

¿Por qué vomitamos al consumir marihuana?

Muchas personas han presentado diversos episodios de vómitos incontrolables e incluso han llegado hasta una sala de emergencias. Lo que alertó a la comunidad científica e hizo que se empezara a estudiar un poco más sobre la situación.

En el 2004 un médico australiano logró notar que estos casos eran muy frecuentes y que en ellos había la incidencia de tres factores para tener en cuenta.

  1. Ninguno de esos pacientes presentaba datos de alguna infección.
  2. Todos los casos arrojaron positivo a consumo de marihuana o THC.
  3. Los síntomas cedían al darse un baño con agua caliente.

Después de observar esto de manera detallada, empezaron a realizar ciertas variaciones y se dieron cuenta que al suspender el consumo de marihuana los síntomas desaparecieron por completo y cuando volvían a consumirla estos regresaban y desde entonces, se dice que cuando una persona vomita demasiado por consumir esta sustancia está sufriendo del Síndrome de Hiperémesis por Cannabinoides.

Realmente esto pareciera ser contradictorio e incluso muchas personas no lo consideran como una realidad, ya que la marihuana se emplea para combatir náuseas y vómitos ocasionados por la quimioterapia en pacientes con cáncer.  Pero, ¿Recuerdas la importancia de las micro dosis y el famoso efecto bifásico? Así es, no siempre en el cannabis más es mejor y muchas veces las dosis bajas funcionan mejor que las altas.

Es importante tener en cuenta que las personas no responden siempre de la misma manera a los cannabinoides y cuando consumimos marihuana se activan diferentes receptores en nuestro organismo, principalmente los receptores CB-1 y CB-2.

Cuando los receptores CB-1 se activan, logramos encontrar el efecto antiemético o dicho de otra manera nos ayuda a evitar o parar el vómito y las náuseas. Pero, dependiendo la dosis y la frecuencia de consumo estos receptores se pueden saturar alterando su función y dando como resultado un efecto opuesto, o sea, vomitar cíclicamente sin parar. 

¿Cómo se presenta el Síndrome de Hiperémesis por Cannabinoides?

Este síndrome se manifiesta generalmente en tres fases o ciclos y van de la siguiente manera:

  • Primera Fase: Las personas al inicio manifiestan episodios de ansiedad o agitación, sudoración, enrojecimiento, sequedad en la boca y en algunos casos hasta se han presentado dolores abdominales ya que el sistema digestivo está metabolizando toda la marihuana. Estos síntomas se presentan generalmente en horas de la mañana.
  • Segunda Fase: Es aquí donde ya se presentan las náuseas y vómitos de manera incapacitante, o sea que la persona no puede realizar sus actividades diarias. Estos síntomas son resistentes a los medicamentos antieméticos convencionales. También, se han encontrado casos en los cuales los pacientes reportan pirexia, lo que se conoce como un ligero aumento en la temperatura corporal; sensibilidad abdominal, sed excesiva y hasta pérdida de peso debido a la deshidratación causada por los vómitos repetitivos, lo que puede ocasionar un desbalance de volumen en la persona. 
  • Tercera fase: Una vez has suspendido el consumo de marihuana y han pasado en promedio unas 24 horas, llega la etapa de la recuperación. Por lo que es importante hidratarse y alimentarse.

Recomendaciones para evitar los vómitos por exceso de marihuana. 

Dentro de las posibles soluciones al Síndrome de Hiperémesis por Cannabinoides (SHC) podemos destacar las siguientes:

  • Evitar el consumo: Por obvio que parezca la mejor manera de prevenir este problema es el no consumo de marihuana o por lo menos no hacerlo en exceso. Si es la primera vez que vas a consumir, por favor, hazlo en compañía de una persona responsable o experta en el tema que te pueda guiar para no tener una experiencia desagradable. 
  • Conocer lo que consumes: Existen cientos de variedades y cada una de ellas tiene un perfil totalmente diferente. Para nadie es un secreto que en la actualidad las personas se han enfocado en aumentar la potencia de las plantas, dándoles una mayor concentración de THC a sus flores. Por ello, la precaución es la mejor opción y siempre inicia de menos a más para que vayas notando los efectos y tu reacción frente a los compuestos de la planta. 
  • Evita los comestibles con marihuana: La vía de administración es importante a la hora de consumir cannabis. Si bien en la inhalada podemos notar sus efectos a los tres minutos, en los comestibles no hay un tiempo exacto. Muchas personas van probando y al no notar un efecto temprano pueden seguir consumiendo y de un momento a otro se encuentran de frente con la reacción en el organismo y esto se van potenciando debido a la ingesta en los diferentes lapsos de tiempos, lo que puede ocasionar una experiencia muy desagradable, llegando hasta el vómito incontrolable. 
  • Baño con agua caliente: En algún punto las personas han llegado a notar que un baño con agua caliente puede ayudar a reducir las náuseas y el malestar.  Se cree que cuando los receptores CB-1 se activan se altera la regulación de la temperatura corporal, provocando que la circulación sanguínea cambie en todo el cuerpo. Al tomar baños con agua caliente se genera una vasodilatación cutánea y de esa manera el volumen de sangre en el organismo se redistribuye logrando que se baje así la presión arterial.

¿Cómo recuperarse después de haber vomitado por exceso de marihuana?

Dentro de la recuperación es importante tener en cuenta que se debe hacer un monitoreo constante del estado de hidratación del paciente, su presión arterial, frecuencia cardíaca, electrolitos séricos y función renal.

Una de las recomendaciones adicionales, si por alguna razón llegas a una sala de urgencias, es que informes de manera inmediata que has consumido marihuana en exceso y así los médicos puedan o no descartar si se trata del Síndrome de Hiperémesis por Cannabinoides; pero no por ello se debe descartar una alergia, malformación del intestino o intoxicación por otra sustancia, ya que hay miles de razones por las cuales una persona puede desencadenar vómitos incontrolables. Dejamos esto en claro ya que este síndrome es muy poco conocido y no todos los profesionales de la salud conocen el funcionamiento del Sistema Endocannabinoide. 

Pese a ser poco frecuente a algunas personas se les diagnostica con este síndrome y la mejor manera de tratarlo es abstinencia absoluta y hacerse a la idea de que la marihuana no es para ellas. La mayoría de los pacientes que manifiestan este problema presentan una alteración del metabolismo hepático de las enzimas que metabolizan a los cannabinoides, específicamente al THC. Ten siempre en mente que, si no acatas la recomendación de suspender el consumo, puede haber recurrencia.

No está de más dejar en claro que esto se puede presentar en pacientes a los cuales se les suministre dosis terapéuticas de productos con porcentajes mayores de THC. Así es, algunos pacientes son super sensibles y más teniendo en cuenta factores como su edad o experiencia previa, por ello siempre lo mejor será suministrar de manera escalonada y con el acompañamiento de un experto.

Si eres un profesional de la salud después de haber escuchado esta  información debes considerar tener este síndrome dentro de tus diagnósticos y si a ti te lo han  diagnosticado recuerda que la cura definitiva a este problema es dejar para siempre el consumo de marihuana.

Déjanos un like, un comentario con tus consultas o contándonos tu experiencia en estos casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú Principal

¿Necesita Ayuda?