CBD para el dolor de cáncer

Uno de los principales problemas que presentan las personas con cáncer es el dolor y estos pueden ser más intensos cuando hay una posible metástasis. Las personas empiezan a reaccionar menos a los analgésicos tradicionales y por ello el CBD se ha mostrado como una de las mejores alternativas para tratar este problema y poder brindarle una calidad de vida al paciente y lo mejor de todo, sin padecer efectos adversos significativos.

El efecto potencial del CBD para el cáncer, se centra directamente en las molestias asociadas. Las personas con cáncer suelen luchar contra el dolor, la ansiedad y los trastornos del sueño. Dependiendo  del tipo de terapia, también pueden aparecer síntomas concomitantes como vómitos o náuseas, que estresan mucho a los pacientes.

La planta de cannabis, especialmente en las semillas, combina vitaminas, proteínas, minerales, fibra y ácidos grasos esenciales. Por esta razón, se dice que la valiosa mezcla de estos ingredientes provoca numerosos efectos positivos en el organismo y que ayudan a combatir síntomas de varias enfermedades entre las cuales se incluyen algunos tipos de cáncer. 

El cannabidiol (CBD) es uno de los cannabinoides más conocidos de esta planta, por ser un componente natural que tiene efectos antiinflamatorios y relajantes. Por ello, nos vamos a centrar en hablar de cuáles serían los principales beneficios que este compuesto nos puede aportar en quienes luchan contra este mal, que es una de las principales causas de muertes en el mundo.

¿Qué es el Cáncer? 

El cáncer es una enfermedad caracterizada por la proliferación anormal y desordenada de células que conduce al crecimiento descontrolado de un tumor maligno en un determinado tejido u órgano. Los tumores malignos se conocen por su capacidad de destruir e invadir tejidos y órganos tanto cercanos como los que están lejos del tumor original.

Hay más de 100 diferentes tipos de cáncer. La mayoría de los cánceres toman el nombre del órgano o de las células en donde empiezan; por ejemplo, el cáncer que empieza en el colon se llama cáncer de colon. Es un problema que mata a millones de personas y según un informe de la Organización Mundial de la Salud OMS el número de fallecimientos por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón ha aumentado de 1,2 millones a 1,8 millones y ahora ocupan el sexto lugar entre las causas principales de defunción en el planeta. 

El cáncer puede aparecer a temprana edad y por ello es importante establecer a nuestros hijos o familiares, estilos de vida saludables y un entorno que promueva el buen desarrollo y crecimiento de las personas.

Hoy en día se siguen utilizando terapias agresivas en el tratamiento del cáncer, que suponen una gran carga para los pacientes, como la quimioterapia. Por tal motivo, las personas tratan de encontrar medios alternativos para aliviar los efectos secundarios y el cannabis se ha perfilado como una de las mejores herramientas terapéuticas gracias a sus múltiples beneficios y pocos efectos adversos.

¿Qué es el CBD?

El Cannabidiol o CBD es uno de los principales compuestos químicos que se encuentran en la planta de cannabis. El CBD no tiene los efectos psicoactivos o alteradores de la conciencia, como si lo hace el THC Tetrahidrocannabinol. El THC es la sustancia química que hace que las personas se sientan “drogadas” o “colocadas”. Cabe resaltar que el CBD tiene la propiedad de contrarrestar los efectos adversos que pueda causar el THC.

El CBD, generalmente, proviene de plantas de cannabis llamadas cáñamo, que se cultivan específicamente con altos niveles de CBD y bajos niveles de THC. Las plantas de cannabis cultivadas con altos niveles de THC se suelen denominar marihuana. 

El CBD puede emplearse o ser consumido como líquido, cápsulas, gominolas o inhalar mediante vapeo. También, se puede añadir como ingrediente en productos como lociones y parches cutáneos.

Hay mucho sobre el CBD que todavía se desconoce. En gran medida, no se ha logrado estudiar porque, hasta 2018, la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) lo consideraba una droga de clasificación tipo I. Una droga de clasificación tipo I es una droga que ha sido declarada ilegal por la DEA debido a inquietudes de seguridad sobre su potencial para el abuso y porque no existe un uso médico aceptado para esta. Luego, en septiembre de 2018, la DEA actualizó la categoría del CBD para convertirlo en una droga de clasificación tipo V. Los fármacos de la clasificación V tienen un menor potencial de abuso y se considera que tienen algún uso médico.

Beneficios del CBD para reducir el dolor por cáncer 

Dado que el CBD interactúa con el sistema endocannabinoide del propio organismo, se ha considerado que podría ayudar a aliviar los síntomas del cáncer. Un tratamiento con CBD, puede tener efectos positivos en estos pacientes y brindar ciertos beneficios como contrarrestar los efectos secundarios de los fármacos quimioterapéuticos y hasta reducir el dolor.

También, diferentes tipos de cáncer, pueden provocar un dolor mal controlado por los analgésicos. Aquí es cuando el CBD puede ayudar a contener los focos inflamatorios para aliviar el dolor. Lo cual a su vez, también puede prevenir que una inflamación crónica, favorezca el desarrollo del cáncer. 

El cannabidiol (CBD) ha demostrado ser crucial en la lucha contra el cáncer y los tumores. El CBD puede ayudar a controlar la propagación de la enfermedad, en un proceso llamado apoptosis.

En nuestra experiencia, el uso de CBD nos permite trabajar con también con el THC, sin que el paciente presente un efecto psicoactivo limitante o desagradable. No todos los pacientes toleran igual los cannabinoides, hay que corregir las ratios THC/CBD y las dosis, para adaptar a cada paciente el tratamiento y por ello es importante contar siempre con el acompañamiento de un experto.

Al día de hoy, solo podemos decir que el cannabis sigue ayudando a la humanidad. En su mayoría, esta medicina resulta crucial gracias a su interacción con el sistema endocannabinoide y su fácil asimilación con el organismo, ayudando a mantener el equilibrio del cuerpo y muchos beneficios más.

Hable antes y siempre con su médico si está pensando en usar CBD, es importante que haga mención del tema con su doctor antes de usarlo. Hay varios ensayos clínicos en curso que estudian el uso del CBD en la atención oncológica, y usted y su oncólogo pueden hablar sobre los posibles beneficios, riesgos e incluido si este puede reducir los efectos secundarios o mejorar la calidad de su vida.

Bibliografía

http://www.cancer.gov.co/documentos/Cartillas/Elcancer.pdf

https://www.fundacion-canna.es/cancer-y-cannabis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú Principal

¿Necesita Ayuda?