Artrosis y cannabis medicinal

En Colombia una de cada cuatro personas mayores de 40 años sufre de Osteoartrosis (OA), según el más reciente informe de Sanofi. La artrosis es una enfermedad que genera dolor y rigidez en las articulaciones, principalmente en rodillas, caderas y columna vertebral, debido al desgaste del cartílago generado en las articulaciones.

Existen diferentes factores que pueden desencadenar a padecer de osteoartrosis o comúnmente conocida como artrosis (como nos referiremos en adelante). Uno de ellos es el desgaste, el envejecimiento del cartílago; considerado como algo natural. El verdadero problema se presenta cuando viene acompañado de dolor y una serie de factores que una persona puede presentar.  Aunque de momento no se ha logrado encontrar una cura a esta enfermedad, podemos aprovechar importantes beneficios en los tratamientos con cannabis medicinal.

La planta nos puede ayudar a paliar algunos síntomas. El uso responsable de los fitocannabinoides y sus propiedades terapéuticas, nos pueden ofrecer una alternativa natural para las personas afectadas por la artrosis.

¿Qué es la artrosis?

Es una enfermedad reumática que afecta a los huesos, articulaciones y ligamentos. Es una de las patologías más comunes en todo el mundo y aún no se dispone de una cura. Alrededor de unos 242 millones de personas en todo el planeta la padecen, con un amplio rango de síntomas, según datos recientes.

“Es importante conocer la diferencia entre Artritis y Osteoartrosis, la primera se debe a una respuesta inmunológica del organismo que conlleva a que haya disfunción articular, y la segunda es debido a un desgaste de la articulación, lo que conlleva la aparición de dolor, rigidez, inflamación e hinchazón, enrojecimiento y disminución del líquido sinovial dentro de la articulación afectada”, señaló Juan Tejada, gerente Médico de Sanofi

La Artrosis, se caracteriza por un deterioro del cartílago y las articulaciones, un proceso que se agrava con el envejecimiento de quien la padece. Las zonas afectadas más típicas son las articulaciones de las manos, el cuello, las rodillas y las caderas. Puede producir inflamación en las articulaciones, deformaciones de los huesos y una reducción de movilidad.

Algunos especialistas atribuyen este problema a tres factores esenciales, que aún son tema de debate e investigación. Hablamos de la edad avanzada, sobrepeso, obesidad, antecedentes de lesiones articulares, el esfuerzo físico y la genética. Esto se relaciona y teniendo en cuenta que esta enfermedad es más común en personas mayores de 50 años, en aquellas que realizaron un exceso o demasiado esfuerzo físico; también se ha encontrado una alta probabilidad de sufrir de artrosis, si se tiene una predisposición genética. 

Diagnóstico y tratamientos de la artrosis.

Para diagnosticar la enfermedad, se requiere de un examen físico basado en el historial clínico del paciente, pero también se pueden utilizar radiografías que ayudan a confirmar el diagnóstico y a determinar la magnitud del daño sufrido por las articulaciones.

Un buen programa de tratamiento ayuda a disminuir el dolor y la rigidez de las articulaciones, mejorar el movimiento de éstas y aumentar su capacidad para llevar a cabo actividades cotidianas.

Entre las opciones de tratamiento destacan, control del peso mediante dietas, programas de ejercicio estructurado, tipo fortalecimiento y/o entrenamiento Cardio Balanceado o Ejercicios de Mente-Cuerpo, terapia física y ocupacional, medicamentos como analgésicos que ayudan a aliviar el dolor, diversos antiinflamatorios, cannabis y suplementos nutricionales como el colágeno hidrolizado, sobre todo en etapas tempranas de la enfermedad.

Muchos optan por la cirugía, la cual podría ser útil si existen grandes daños en las articulaciones, dolor persistente en las mismas y discapacidad debido a la limitación del movimiento articular.

Los síntomas más comunes de la artrosis son el dolor y la inflamación en la zona articular. El Cannabis ofrece un efecto antiinflamatorio y analgésico, presente en los dos cannabinoides más estudiados en la actualidad: El THC y el CBD.

¿Beneficios del cannabis para la artrosis?

Es importante aclarar que, pese a las experiencias anecdóticas y la aprobación de muchos estados gubernamentales, aún hacen falta estudios clínicos que nos permitan seguir conociendo más sobre las propiedades de la planta y su interacción con el organismo. Sin embargo, algunos estudios sugieren que el cannabis puede ser un gran aliado para reducir el dolor y la inflamación de las personas que padecen enfermedades reumáticas, incluyendo la artrosis.

Dentro de los beneficios que más se destacan, se incluyen:

Reducción del dolor: Gracias a que el cannabis puede interactuar directamente en los receptores CB-1 y CB-2, encargados de regular el Sistema Nervioso Central e Inmunológico, hay una reducción en la señalización del dolor y la inflamación.

Menos opiáceos: Existe evidencia de que el cannabis medicinal ayuda a reducir el uso de opioides en los pacientes con dolor crónico (DC). Un estudio del 2014 encontró una disminución del 25% en la mortalidad por sobredosis de opioides, tras el uso de cannabis en algunos estados..

Pocos efectos adversos: Los efectos secundarios del cannabis son mucho menos graves, en comparación con los medicamentos convencionales para la artrosis.

Promueve el sueño: Ayuda a lograr un sueño más reparador, lo que puede contribuir a una reducción del dolor en un alto porcentaje.

Cannabis Medicinal y la artrosis - Cannamedicol

¿Cómo debo usar el cannabis para tratar mi artrosis?

En algún momento de nuestra vida hemos visto a una abuelita, que tiene en su casa un frasco de vidrio con un poco de marihuana mezclada con alcohol para frotar en sus articulaciones, a esto le llamamos: macerado. Es una de las formas más tradicionales que conocemos; pero, gracias a los diferentes avances, hoy encontramos más productos y vías de administración.

Vía Inhalada: Es la más popular dentro de los usuarios de cannabis. Se emplea mayormente en pacientes crónicos y como vía de rescate. El efecto del cannabis fumado o vaporizado se logra apreciar rápidamente; pero a su vez, es de corta duración.

Uso Sublingual: Es una de las vías o maneras más conocidas para emplear el cannabis. Es importante antes de consumir un producto asesorarse y conocer su procedencia, para evitar cualquier contratiempo o efecto no deseado. Los expertos recomiendan empezar con dosis pequeñas e ir subiendo lentamente hasta encontrar una dosis que sea efectiva.

Recomendamos llevar un registro de las primeras tomas: si reducen el dolor, si consiguen aliviar un síntoma concreto, si produce algún efecto adverso, etc…

Aplicación Tópica: La aplicación directamente en las articulaciones o zonas afectadas, de sprays, ungüentos o cremas con alto contenido en CBD y THC, pueden ayudar a reducir el dolor, ya que funcionan como un tipo de analgesico local y lo mejor, es que no tenemos que preocuparnos del efecto psicoactivo.

Se recomienda la frotación del producto durante unos 5 minutos para lograr una mejor absorción y se debe repetir el proceso de 1 a 3 veces en el día o según la recomendación del experto.

Si no sabes por donde o como iniciar, habla con uno de nuestros asesores y con gusto vamos a resolver todas tus inquietudes. Recuerda que tenemos diferentes medios de contacto y plataformas en las cuales estamos compartiendo contenido de manera constante. 

Referencias:

http://www.niams.nih.gov/health_info/Osteoarthritis/osteoarthritis_ff.asp

https://thebeeminelab.com/como-tomar-aceite-de-cbd-para-la-artrosis/#%C2%BFQue_es_la_artrosis

https://www.sanofi.com.co/-/media/Project/One-Sanofi-Web/Websites/Latin-America/Sanofi-CO/Home/media/VF-BP-Osteoatrosis-Colombia.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú Principal

¿Necesita Ayuda?