Países que castigan duramente el consumo de marihuana

Pese a que estamos en pleno siglo XXI, en el cual el cannabis ha tomado una importante relevancia a nivel mundial; para algunos países la planta sigue siendo un delito y hasta se podría castigar con la muerte a quienes hagan un uso de ella.

Puede parecer hasta loco, pero son muchos los países que no toleran el consumo de ningún tipo de droga y entre ellas, se incluye a la marihuana. Por eso antes de viajar a otro país consulta primero sus políticas sobre el uso de estas sustancias. No vaya a ser que lo que parece algo inofensivo en nuestra amada Colombia, sea un delito en tu próximo destino.

Nuestro principal objetivo siempre ha sido promover un uso responsable de la planta y cuidar la integridad de quienes la emplean, ya sea de forma medicinal o haciendo uso adulto de ella. Vamos a mencionar algunos de los principales países que deben ser tenidos en cuenta y en los cuales las sanciones se castigan hasta con la muerte, si eres sorprendido usando marihuana.

Principales países en los cuales no se recomienda consumir marihuana

Vamos a realizar un pequeño listado de algunos lugares en los cuales no está bien visto el uso de la planta o alguno de sus derivados que contengan THC, en cualquiera de sus presentaciones.

Indonesia: Aquí, el cannabis está clasificado como droga del grupo 1, junto con la heroína, la cocaína y el cristal de metanfetamina, lo que significa que el Gobierno lo considera una sustancia peligrosa sin valor terapéutico. El castigo por posesión de cannabis para uso personal es una pena máxima de cuatro años de prisión o rehabilitación forzosa. Si eres descubierto cultivando más de un kilo o cinco plantas, la pena es de entre 5 y 20 años de prisión o cadena perpetua.

Cuba: en Cuba, te pueden aplicar de seis meses a dos años o una multa de doscientas a quinientas cuotas  por posesión de cannabis. Las penas varían en función de la sustancia. El cultivo y la posesión de cualquier parte de la planta supone una sanción de privación de libertad de cuatro a diez años. Esta sanción se incrementa de ocho a veinte años si los actores implicados son funcionarios públicos, autoridades o sus agentes o auxiliares. Ya sea por participación directa o por favorecer la comisión del delito. El hecho de ocultar información al respecto de tales infracciones o no denunciarlas puede suponer penas de cuatro a diez años y de dos a cinco años de prisión respectivamente.

China: Curiosamente, a pesar de tener una larga historia de consumo de cannabis, en la actualidad la marihuana sigue siendo ilegal en China. La posesión y el tráfico de drogas traen duras penas de cárcel e incluso la pena de muerte si la  tenencia es superior a 50 gramos. 

Vale destacar que desde 1985, el cultivo de cannabis es legal en China, pero fue en 2010, que las autoridades permitieron que se cultive a escala industrial en la provincia de Yunnan, al suroeste de China. Sin embargo, hasta la fecha, las plantas de marihuana que contienen tetrahidrocannabinol (THC) son ilegales en China, pero las autoridades han dado ciertos permisos para que otros agricultores entren a un provechoso modelo de negocio. 

En 2011, fue el país del mundo que realizó, con una gran diferencia, más ejecuciones por este motivo, y supera el total de la suma de todos los demás países de esta lista.

Singapur: La tenencia y el consumo de marihuana se castigan con la pena de muerte por ahorcamiento. No existe constancia hasta el momento de medida de gracia, (esto es: no te van a perdonar); todas las resoluciones judiciales de sentencia de muerte han sido efectuadas. También se contempla el empleo de castigos físicos como azotar al condenado con una vara. 

Realmente la lista es larga y está conformada por países como: Japón, Irán, Taiwán, Arabia Saudí, Filipinas, Emiratos Árabes, Indonesia; entre otros. Pero, quisimos destacar a los que consideramos tienen las penas y medidas más drásticas.

La abstención, es la mejor decisión.

Es importante tener en cuenta que en muchos países no se distingue entre tráfico y consumo de drogas. Por otro lado, las leyes sobre tenencia, consumo y tráfico de drogas son de aplicación territorial, por lo que son de obligatorio cumplimiento para todas aquellas personas que se encuentren en un territorio determinado, independientemente de su nacionalidad. Una vez detenida la persona, ni la Embajada ni el Consulado de su país de residencia pueden eximirse de la aplicación de la ley del país donde se encuentra, aunque sí pueden ofrecerle asesoramiento.

Muchas veces son los mismos vendedores de sustancias psicoactivas los que denuncian a sus clientes. Finalmente, cabe recordar que las garantías procesales no son las mismas en todas las naciones  y este hecho, junto con la diferencias culturales, pueden derivar en sentimiento de vulnerabilidad y abuso.

Referencia:

https://www.cannaconnection.es/blog/18504-los-paises-mas-peligrosos-para-amantes-de-la-marihuana

https://canamo.net/noticias/mundo/10-paises-donde-el-la-marihuana-te-puede-costar-hasta-la-vida

https://infocannabismagazine.com/paises-donde-se-aplica-la-pena-de-muerte-por-cannabis/

https://infocannabismagazine.com/en-china-es-ilegal-consumir-cannabis-pero-es-un-gran-negocio-venderlo/

https://www.vice.com/es/article/wxexym/viajar-marihuana-singapur-emiratos-arabes-turquia-malasia-tailandia

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Menú Principal

    ¿Necesita Ayuda?