Consumo de cannabis psicoactivo en Colombia

Consumo de cannabis psicoactivo en Colombia post thumbnail
0 Comments

El consumo de drogas en el país es una problemática constante que preocupa a todos los colombianos, debido a que cada vez son más las personas que empiezan a involucrarse en el mundo de las sustancias psicoactivas, y en muchas oportunidades, quienes comienzan a probar este tipo de narcóticos, son menores de edad cada vez más chicos. La marihuana es por excelencia la droga favorita entre consumidores, según lo muestra una investigación de El Tiempo en el año 2019, con datos obtenidos del Observatorio de Drogas, donde dice que el 84,4% de los consumidores de droga, la ha probado en algún momento de su vida y de ellos el 52,5% la consumió durante el último año. Pero lo más preocupante sin duda es la edad de inicio, porque según este mismo estudio, el 12,4% la probaron por primera vez antes de cumplir los 10 años.

Con esas cifras preocupantes, muchos se preguntan si es el momento en el que se debe empezar a abordar el tema de las drogas desde otro punto de vista, ya no a partir de la criminalización, sino, pensando en la legalización, como punto de inflexión, para tener alternativas diferentes, con las que se pueda tratar de mejor manera este tema de salud pública. Justamente es lo que se pretende en el congreso de la república, con la iniciativa del senador Gustavo Bolívar y la representante a la cámara por Bogotá del partido verde Katherine Miranda.

Lo que buscan en el proyecto de ley radicado en la presente legislatura, es la regulación y legalización del uso adulto del cannabis, lo que se entiende por dicho proyecto como: “el uso del cannabis psicoactivo exclusivamente por parte de mayores de edad” y de esta forma empezar a combatir el problema de drogas utilizando diferentes herramientas, con el fin de mitigar el problema de salud pública y controlar el consumo sustancias psicoactivas, entendiendo que eso ya hace parte de la cotidianidad.

Lo que también se debe entender, es que no todos los consumidores son iguales, por ende, hay que tomarlos de diferentes formas, en este sentido el proyecto de ley identifica dos tipos de consumidores y los plantea de la siguiente manera:

Consumidor problemático:

“Hace referencia al consumidor cuyos patrones de usos de sustancias derivan en claros inconvenientes que impiden el normal desarrollo del funcionamiento a nivel salud, estabilidad psicológica, social y económica, así como de su entorno. Puede darse independientemente de si el consumo es ocasional o frecuente”.

Consumidor no problemático:

“Hace referencia al consumidor que utiliza la sustancia con cierta regularidad. Entre sus principales objetivos está la búsqueda de experiencias agradables, placenteras y de disfrute. Es un consumo pasajero, asociado a situaciones concretas y en algunos casos a épocas o etapas de la vida sin dejar consecuencias que le impidan desarrollar su vida”.

Ya identificados estos dos tipos de consumidores, es importante tener en cuenta que el tipo de consumo también varía, dependiendo, obviamente si es o no un consumidor problemático, pero también diferenciando otro tipo de variables o patrones de consumo, para no generalizar ni encasillar a todos aquellos hacen uso de esas sustancias, como adictos o dentro de los que están dentro del consumo problemático.

Por eso es importante entender cuáles son esos patrones de consumo, sin generalizar ni estigmatizar a quienes hacen uso de estas sustancias psicoactivas. Para ello se han identificado cuatro perfiles, que pueden ayudar a comprender los patrones de comportamiento y consumo, que al mismo tiempo estarán clasificados dentro de los consumidores problemáticos y no problemáticos.

Uso experimental:

Corresponde a ocasiones en las que el individuo consume con intenciones de experimentar el efecto, bienestar y placer que le pueden llegar a causar la marihuana. Pero al mismo tiempo, tiene la capacidad de dejar de consumir esta sustancia en un momento determinado. Esta situación de da en un marco social, donde un grupo de personas con cierta cercanía, incentivan al uso de drogas, ya que, pues quien no la ha probado, desconoce sus alcances.

Uso social u ocasional:

Esta situación se da cuando el individuo ya ha pasado por un proceso de experimentación y se somete a un consumo periódico, en algunos de dará con mayor o menor frecuencia, sin embargo, el uso de estas sustancias psicoactivas ya hará parte de estilo de vida y del libre desarrollo de la personalidad.

Uso nocivo:

Este tipo de uso está definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el que afecta la salud, ya sea mental o físicamente. Cabe resaltar esto hace parte del mal uso y dependerá del tamaño y/o frecuencia con el que se consume una dosis, que, aunque científicamente no haya lugar a una sobredosis de marihuana, no quiere decir que no habrá lugar a consecuencias nocivas.

Adicción, abuso y dependencia:

Esta es una etapa, comprende un serio problema de salud, respecto al consumo y adicción de sustancias psicoactivas, y que hace parte claramente del consumidor problemático.

Lo invitamos escuchar la entrevista completa en el capitulo 35 en nuestra sección de Podcasts, YouTube o simplemente dando play en el inicio de la nota.

Cortesía:
Anggie Vanegas, Mauricio Quiñones – Universidad Cooperativa

Referencias:

https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/consumo-de-drogas-en-jovenes-escolares-en-colombia-229586
https://www.asuntoslegales.com.co/consultorio/el-cannabis-y-la-regulacion-en-colombia-2871569
https://www.infodrogas.org/drogas/cannabis
https://www.america-retail.com/estudios/estudios-cual-es-el-perfil-del-consumidor-legal-de-cannabis/
https://pnsd.sanidad.gob.es/ciudadanos/informacion/cannabis/menuCannabis/mitosRealidades.htm

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesita Ayuda?