La importancia de las microdosis en el cannabis

La importancia de las microdosis en el cannabis post thumbnail
0 Comments

¿Sabías que?, ¿Las microdosis son parte fundamental dentro de un tratamiento? Por ello, es importante conocer cuales son sus beneficios y por qué es recomendable iniciar de menos a más.

Sin lugar a duda, una de las problemáticas que más se presenta a la hora de iniciar un tratamiento con cannabis, es encontrar la dosis correcta para cada paciente. Vamos a tratar de abordar este tema, hablando de algunas recomendaciones importantes para tener en cuenta a la hora de dosificarse.

Antes que nada, debemos tener en cuenta que cada persona es un organismo totalmente diferente y que lo que a ti te funciona, no siempre me debe funcionar a mi.  Es por ello que las recomendaciones que brindamos aquí, deben ser evaluadas de acuerdo a tu necesidad. No consideres esto como un criterio médico y siempre cuenta con el acompañamiento de un experto en el tema.

Actualmente, el cannabis se puede encontrar en presentaciones como cápsulas, aerosoles; productos sublinguales, comestibles, aceites concentrados y de lógica en su estado natural, la flor. Cada presentación tiene una manera distinta de dosificar y formas de emplear, esto va a depender de acuerdo a su experiencia y conocimiento sobre el uso de la planta.

¿De qué hablaremos?

Lo que principalmente abordaremos en este tema, es evitar al máximo los efectos adversos de cada compuesto. Al igual que los medicamentos, el cannabis y el alcohol tienen un efecto bifásico. Esto significa que las dosis bajas y altas de la misma sustancia tienen efectos recíprocos y que no cae muy bien en todos los organismos.

Si bien, hasta la fecha no se ha presentado una muerte por la sobredosis, uso único y directo de la planta, no quiere decir que debamos abusar de ella. Sustancias como el THC pueden aumentar el ritmo cardiaco, elevar la presión sanguínea, causar resequedad en la boca, euforia o hasta el tan temido efecto psicotrópico, si no se usa en dosis moderadas. Por su lado, el CBD puede causar somnolencia, mareos, cefaleas y hasta insomnio. Es por ello que queremos resaltar la importancia de iniciar con las microdisis.

En medicina, el término “microdosis” se ha empleado desde siempre. La mayoría de los medicamentos se administran iniciando con dosis mínimas para una mayor eficacia. Un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y de dosis graduada demostró eficacia y seguridad en dosis bajas y medias de Nabiximol, en pacientes con cáncer. El Nabiximol es un preparado farmacéutico derivado del cannabis. Sus principios activos son tetrahidrocannabinol y cannabidiol.Cuando una persona inicia con dosis bajas evita posibles interacciones con sus fármacos, no tiene una mala experiencia debido al exceso de cannabis en su organismo.

¿Cómo debo iniciar mi dosificación de cannabis?

Es importante que, antes de iniciar tu tratamiento recibas una asesoría del uso correcto y los beneficios que podrás obtener dentro de tu tratamiento. Conozcas tu diagnóstico y si las propiedades de la planta te podrán ser de gran ayuda. El cannabis no es una panacea, no cura y tampoco sirve para todo. Podemos aprovechar de sus propiedades gracias a que contamos con un sistema endocannabinoide que se encarga de regular a otros sistemas y su principal función es la regulación de la homeostasis. Lo que se traduce en un correcto funcionamiento del organismo.

En realidad, los métodos más recomendados para tener un control de la dosis e iniciar con pequeñas cantidades son: la vaporización y la vía sublingual. Hoy en día, existen en el mercado diferentes dispositivos que ofrecen un mejor control, gracias a sus sistemas digitales. Al igual que la mayoría de aceites y extracciones de este tipo, cuentan con un gotero dosificador y reflejan la cantidad que contiene el producto, lo que resulta un poco más práctico a la hora de dosificar.

Ahora, si ya eres un consumidor habitual de cannabis por vía inhalada y de manera fumada, te recomendamos reemplazar el método, ya que no se tiene una medida exacta del THC que va a ingresar al organismo. Además, debido a que el proceso de combustión produce alquitrán y carcinógenos, no se recomienda fumar por razones de salud.

La dosis efectiva mínima (MED) varía mucho de un individuo a otro. La cantidad de THC que producirá como resultado una subida o efecto cerebral es mayor o menor dependiendo de la genética de los receptores cannabinoides, del consumo previo, del peso corporal y del metabolismo del individuo.

La mejor forma de comenzar un tratamiento con cannabis, es de manera escalonada. Osea, con dosis que irán aumentando a medida que pase el tiempo y de acuerdo a los efectos deseados. Aplique lo indicado por su terapeuta y lleve un riguroso control, para saber en qué momento realizar un ajuste de la dosis, de ser o no necesario.

Referencia:

Nabiximols for Opioid-Treated Cancer Patients With Poorly-Controlled Chronic Pain: A Randomized, Placebo-Controlled, Graded-Dose Trial https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1526590012000193

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesita Ayuda?