Es seguro y recomendado el uso de cannabis en los niños?

Probablemente la mayoría de los padres dirían que jamás les darían drogas a sus hijos. Sin embargo, lo hacen todo el tiempo: El dolex, una aspirina o un antibiótico, por ejemplo, se consideran drogas en el sentido médico.

Según la Organización Mundial de la Salud, la droga es, en medicina, toda sustancia con potencial para prevenir o curar una enfermedad o aumentar la salud física o mental. Esta es una definición que le va perfectamente al cannabis y las medicinas provenientes de él, y hoy en día muchos estudios científicos, así como la legislación de varios países, avalan sus usos médicos. 

Los beneficios medicinales del cannabis son cada vez más conocidos y demostrados de manera científica, frente a esa evidencia, algunos padres han optado por suministrárselo a sus hijos, en muchos casos desafiando hasta las leyes. 

Por fortuna, hoy en Colombia y en muchos países del mundo, el cannabis ya es parte de los tratamientos terapéuticos y está respaldado por diversos estudios que avalan su efectividad. 

Aunque existen trabas, las crecientes investigaciones al respecto y los casos de éxito que reportan padres y usuarios hacen que las regulaciones vayan cambiando. Ningún padre quiere ver sufrir a sus hijos, y si el cannabis es una excelente alternativa para ayudar a los niños, con enfermedades crónicas o pacientes de cáncer, a tener una mejor calidad de vida, la presión de los padres continuará sobre los organismos legales. La ciencia está de su lado.  

¿Es legal usar cannabis en los niños?  

Esta respuesta varía mucho dependiendo del país en el que te encuentres y sus legislaciones actuales. Recuerda que aquí hablamos principalmente de Colombia, donde el uso médico de la planta está permitido desde el año 2007, gracias a la “Ley Galán”. 

Bajo ningún criterio se recomienda darle a los niños productos con alto contenido de THC. Sin embargo, como ya hemos comentado (en otras notas), el CBD no tiene ningún efecto psicoactivo. Gracias a las modernas técnicas de extracción que permiten a los fabricantes eliminar el THC de sus productos, lo que los vuelve seguros y legales para los niños.

Pero, si el paciente lo requiere y está respaldado por su médico se pueden suministrar algunos porcentajes de THC, claro está siempre y cuando se hayan adoptado otros tratamientos y que estos no hayan brindado resultados positivos. Falta mucho para que los cannabinoides sean parte de una primera línea o recomendación inicial en los tratamientos clínicos. 

Charlotte Figi es uno de los iconos más relevantes dentro del mundo cannábico y a su vez muchos padres adoptaron su imagen como bandera para exigir el cannabis como derecho en sus hijos. Cuando hablamos de CBD y epilepsia, hacemos referencia a su historia y a los resultados positivos que este compuesto nos brinda.

Aunque, en nuestro camino también nos hemos encontrado con historias en las cuales el THC ha sido muy importante en la mejoría de los niños. El caso de Celeste, una niña boliviana, ha sido muy importante para nosotros y su familia. Ella es una de las pioneras en su región y después de muchos años de lucha, se convirtió en la primera niña en poder usar cannabis legal (autorizado por el gobierno) en Bolivia.

A pesar de las dificultades legales, el cannabis se perfila cada vez más como una alternativa de tratamiento que mejora la calidad de vida de niños con enfermedades crónicas.

Usos comunes del cannabis en los niños: 

No todos los niños pueden beneficiarse del cannabis medicinal, pero hay algunos ejemplos en los que sus derivados pueden ofrecer mejoras espectaculares en la calidad de vida de su hijo. 

  • Aliviar o prevenir las náuseas antes de un largo viaje.
  • Tratamiento del dolor.
  • Tratar el autismo. 
  • Para promover una noche completa de sueño en aquellos niños que experimentan insomnio.
  • Aliviar los síntomas de ciertas afecciones epilépticas.
  • Alivia la tos, relajando los pulmones y los músculos del tórax.  
  • Controlar la inflamación y las enfermedades autoinmunes. 

Hasta la fecha, el cannabis está disponible en una amplia gama de formas, como por ejemplo: aceites, gominolas, cremas, parches transdérmicos, tinturas; entre otros. La popularidad de la planta continúa creciendo y múltiples investigaciones confirman sus beneficios como una excelente herramienta terapéutica en el tratamiento de varias enfermedades. 

Sin duda, el cannabis nos es la cura para todo; aunque, ofrece cientos de beneficios y ha ayudado a muchas personas. Los niños, al igual que los adultos, pueden beneficiarse de él. Sin embargo, las dosis necesarias serán más reducidas y necesitarán ser dispensadas con una mayor precisión, pero los efectos son los mismos.    

Referencias:

https://www.elsaltodiario.com/nekwo-blog/cannabis-medicinal-para-ninos

https://dailycbd.com/es/ninos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú Principal

¿Necesita Ayuda?