El cannabis, la espiritualidad y los estados alterados de conciencia

El cannabis, la espiritualidad y los estados alterados de conciencia post thumbnail
0 Comments

El cannabis es una de las plantas que ha estado dentro de nosotros durante siglos, ha sido empleada por muchas culturas, llegando al punto de ser catalogada como planta o medicina sagrada. Al ser una sustancia que afecta la psique, también se ha usado para los procesos de espiritualidad. Es considerado un enteógeno, o dicho por algunas culturas: que tiene “un dios, dentro de sí”. ​Según Wikipedia, un enteógeno es una sustancia o un preparado de sustancias vegetales con propiedades psicotrópicas, que cuando se ingiere provoca un estado modificado de conciencia. Se utiliza en contextos espirituales, religiosos, ritualísticos y chamánicos; además de usos recreativos o médicos.

Debemos tener en cuenta que, la palabra espiritualidad no hace referencia a la religiosidad y que los conceptos aquí compartidos no pretenden crear, ni promover algún culto o secta. Quizá puede sonar confuso eso de que “somos seres espirituales”, porque nos han enseñado culturalmente que todo lo que tiene que ver con la espiritualidad, o es religioso, o es místico, supersticioso y mágico, o sea, en pocas palabras, poco serio y hasta mentiroso. Por ello dejamos en claro que nuestro verdadero interés, es promover un uso responsable de la planta y aprovechar al máximo sus propiedades. 

Podemos definir la espiritualidad como la intención de experimentar estados especiales de bienestar, a practicar los sentidos de la solidaridad, la empatía y la posibilidad de conectarse con la esencia del ser humano en su sentido más amplio. La espiritualidad viene desde adentro, es una especie de fuerza interna que dinamiza las dimensiones del ser humano.

Primeros usos del cannabis en la espiritualidad

En un principio, nuestros antepasados emplearon diversas plantas para tener una conexión más cercana con el planeta. En ese entonces y según algunos relatos, los seres humanos no podían realizar este proceso por sí mismos, ya que, debido a la densidad de la vibración de la tierra, se vio la necesidad de emplear sustancias alucinógenas como la ayahuasca, el peyote, los hongos, el opio y la marihuana.  Estas plantas permitían a los nativos conectar con esferas diferentes a la realidad material. Estos procesos se hacían a través de rituales ceremoniales y siempre con un propósito establecido y promoviendo el respeto a la planta.

El uso de cannabis con fines espirituales es tan antiguo como la misma civilización. Esta planta ha sido y seguirá siendo usada por muchas culturas indígenas, chamánicas y religiosas de todo el mundo; para tener experiencias espirituales y hacer una exploración del cuerpo, espíritu y mente.

Algunos textos del taoísmo mencionan al cannabis como un incienso en sus rituales, empleado para que las personas mostraran su naturalidad y logren deshacerse de su egoísmo. Los sacerdotes y chamanes taoístas llegaron a emplear la marihuana para entablar una conexión directa con los espíritus. Pero no siempre se ha usado a esta planta para estos fines. Algunos documentales también hacen referencia a los antiguos ancestros mexicanos, que emplearon el peyote para preguntarle a las otras plantas sobre los efectos positivos y adversos en los humanos.

Conexión con el planeta y el cannabis

El cannabis y los estados alterados de conciencia

El cannabis ha sido empleado como herramienta de exploración de la conciencia, catalogada como la capacidad que tenemos los seres humanos para distinguir la realidad y reconocernos dentro de la misma.

Es muy importante tener en cuenta la procedencia de la planta que vamos a consumir. Si en realidad queremos aprovechar al máximo las frecuencias energéticas del cannabis, lo mejor para ello, es el autocultivo; con un cuidado personal y consciente, para vernos beneficiados de su frecuencia alta. Pero, si la planta ha pasado por personas inescrupulosas (narcotráfico), vamos a recibir una influencia negativa y eso va afectar nuestro centro energético, por lo que sufriremos una experiencia de baja frecuencia.

El cannabis al igual que las otras plantas mencionadas anteriormente tienen un efecto psicoactivo, que permiten a quien la usa entrar en un estado alterado de conciencia, en específico hablamos del delta-9-tetrahidrocannabinol o por sus siglas THC. Este componente también tiene la capacidad de potenciar y regular algunas situaciones dentro de nuestro organismo y estado emocional.

Por ejemplo, si consumes una cantidad excesiva de marihuana y tienes ansiedad, puedes llegar a agudizar esta situación y entrar en un estado de euforia o paranoia. Si estás pasando por una depresión y usas una micro dosis controlada, obviamente recomendada por un experto, podrás mejorar tu estado anímico; pero si te excedes tendrás un efecto bifásico y te sumergirás en un estado depresivo más intenso. Cuando consumimos marihuana y ésta entra a nuestro sistema, causa una cascada de reacciones fisiológicas dentro de nuestro cuerpo y actúa los receptores endocannabinoides, afectando (positiva o negativamente) el comportamiento del organismo.

Para concluir:

Recordemos que la planta cuando se combina con técnicas como La meditación, nos permite tener una mayor intimidad con nosotros mismos, volvernos más susceptibles y sensibles a nuestras propias emociones. La meditación es la mejor manera de abrir nuestra mente a los sentidos, emociones y pensamientos más profundos. 

Para finalizar te dejamos con este corto escrito, posteado en el blog dineroensandalias.com «Disfruten cada paso sobre la tierra, sean felices, libres, espontáneos, cada paso abrirá el camino, cada camino los llevara al encuentro de su alma que se encuentra como espectadora de sus procesos humanos, y sean eso precisamente: Seres espirituales viviendo una vida humana, no al revés. La maravilla del universo se encuentra contenida en ustedes mismos «.

Es importante tener presente siempre que la medicina es integral y si damos un uso responsable de ella, podemos lograr grandes cosas. Cuando juntamos diferentes prácticas medicinales con el uso del cannabis, podemos tener una verdadera sanación. El mundo actual en el que vivimos gira en torno a las energías y, las plantas sagradas pueden aumentar o reducir la frecuencia vibracional de una persona. Si eres una persona que tiene un propósito definido, ellas te ayudarán a lograrlo. 

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesita Ayuda?